"El arte no es algo que se pueda tomar y dejar.
Es necesario para vivir."
Oscar Wilde
;

Taller niños - adolescentes

El objetivo del taller es generar un lugar de encuentro con el arte, un lenguaje personal que compartir con otros niños con el mismo deseo de experimentar… un espacio de investigación donde, sin leyes rígidas, ni estructuras preestablecidas, sino disfrutando del placer que genera el contacto con los materiales, compartiendo con el grupo, exponiendo sus ideas y mostrándose, se expresan libremente descubriendo y apropiándose del lenguaje plástico.
Paralelamente incorporan la teoría, nociones de composición y color que se transmiten para dar a los chicos las herramientas necesarias en el trabajo de diversas técnicas que permiten desplegar un abanico de posibilidades al momento de crear. Los chicos aprenden a desarrollar su propia creatividad, transformando y recreando su realidad subjetivamente.
El taller representa, también, un espacio de juego, donde intervienen sensaciones, percepciones y reflexiones. Donde lo que ven, miran, tocan, escuchan, aprenden, sienten y viven forma parte de un material inagotable de inspiración, un proceso en el que toman diversos elementos de lo cotidiano otorgándoles nuevos significados en un clima de compañerismo donde se pueden zambullir en el instante mágico de crear y recrear su mundo interior…

Marina Cetti


Taller Jóvenes - Adultos

A veces pareciera que actividades como dibujar, pintar, manchar, estampar… fueran beneficios propios de la niñez… y los adultos, relegados a "hacer cosas serias" quedaran al margen de la experimentación lúdica. Digo: "¿Quién pudiera sentarse como ellos, enchastrarse las manos e inmiscuirse en la naturaleza de la plástica…sin leyes, sin estructuras, por el solo hecho de experimentar el encuentro con la materia y sentir la vibración del color?". Y respondo: "Todos!"
Mentiría si dijese que no existen reglas, lineamientos y ejes desde donde se asienten los fundamentos del arte, pero lo cierto es que en Arte, hay mucho que Sí está permitido. Solo se trata de zambullirse en el encuentro con la tela en blanco.
El objetivo del taller es establecer una sólida base de dibujo, haciendo hincapié en la composición y apoyándonos en la iconografía de los grandes maestros. Asimismo, trabajamos con diversas técnicas de pintura a fin de desplegar todas las posibilidades que nos ofrece el lenguaje pictórico. Incursionamos también en las técnicas mixtas permitiéndonos jugar con los materiales más diversos y menos convencionales, desarrollando texturas, relieves y nuevos soportes que favorezcan el desarrollo de la propia imagen.
El desafío es animarse a probar, buscar e investigar, dado que nuestra producción no es más que absoluta proyección de uno mismo y en esa búsqueda de la huella personal armarse de recursos plásticos a la hora de "abrir la puerta para ir a jugar".

Laura Delgado

 


Sobre el Arte

“El amor, como el arte no tiene límites en sí mismo, pero encuentra en el hombre grados infinitos. Siempre la elección, la búsqueda: allí está el campo de batalla de las fuerzas... Es porque la elección es la ley de la vida, y cuanto más grande es el espíritu del hombre, más libertad de acción tiene y más está en condiciones de dirigirla a su voluntad.”
Bourdelle


En la actualidad, atendemos a un creciente enceguecimiento cuyo objetivo final parece ser la industrialización de la “no mirada”. Detenerse a contemplar, parece hoy una experiencia inhóspita a la que solo algunos arriesgados se animan a adentrarse.
En los tiempos que corren, se manifiesta una prioridad de la llegada por sobre la del trayecto, donde el tiempo se reduce a la nada y nos coloca en un vacío sideral.
En este contexto sociocultural, mi  trabajo diario  se dirige a una revalorización de la mirada, del silencio elocuente, de la contemplación gozosa, de la reflexión posterior…
El artista es un investigador cuyo camino lo obliga a mirarse a sí mismo para indagar en la verdad de las cosas. Es un deseo inagotable el motor que empuja diariamente a atacar las mismas angustias y movilizar el trabajo que inevitablemente deviene luego en epifanías plásticas.
Ensayo y error constante, encuentro lúdico con el material, resistencia del soporte, intuición, conocimiento, y por qué no, una curiosidad inocente y hasta ingenua, son algunas de las sensaciones que advierte el artista a la hora del trabajo. Cada vez, como si fuera la primera, el encuentro con la tela en blanco abre paso a la expectativa, la incertidumbre y la angustia. Este silencio previo, de absoluta y cruda soledad preanuncia la insipiente batalla. Horas después, la contienda se desarrolla entre manchas, gestos y estudios compositivos que evidencian la tensión reinante. Median la metáfora, la búsqueda del nudo poético, la omisión de lo obvio frente a la aparición de lo esencial y la sorpresa frente al proceso creativo.
Claramente, la tela ya no será la misma que al comienzo y en esta metamorfosis  inevitable, muta también el artista.
Tras las puertas del taller la obra espera ser contemplada,  y ya autónoma,  se expone frente a ojos ajenos para completar el ciclo necesario. Es allí donde se cierra el proceso y comienza lo que será el silencio del espectador, la contemplación y su  consecuente introspección.
 El arte no debe responder a elites de privilegio o volverse inentendible; lejos de las modas actuales que estimulan esto, entiendo que un pueblo sin cultura es un pueblo sin proyecciones futuras que limita su desarrollo y potencial. Y que el Arte es la expresión universal del hombre, que desde tiempos remotos, lo ha acompañado a lo largo de la historia.
Mi deseo se hace causa promoviendo el enriquecimiento interior, fomentando la escucha y la mirada, abriendo a la emoción y aspirando, desde el saber, a una mayor libertad individual y colectiva.

Laura Delgado

Copyright © Laura Delgado 2006-2012 - Todas la ilustraciones de esta página son propiedad del autor, está prohibida la reproducción y el uso de las mismas.